ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Recursos para periodistas
  • Ficha
  • Ficha
  • Filtrar archivos

    Localiza el material qué más se adecua a tu interés seleccionando sus características en nuestra base de datos.

    Tipo

    Acción humanitaria en el conflicto
    Acción humanitaria general
    Administración congoleña
    Análisis
    Apoyo
    Artículo
    Crítica
    Desarrollo
    Documentación original
    Gubernamental
    Investigación
    Libro científico
    ONG Internacional
    ONG local
    ONU
    Otros
    Ponencia
    Sensibilización

    Idioma

    Castellano
    Francés
    Inglés
    Ruso
    Árabe
    Italiano
    Euskara
    Alemán
    Portugués
    Catalán
    Otro
    Chino

    Año de publicación

    Desde

    Hasta

    Disponibilidad

    Pago
    Gratuito

    ¿Tiene dueño la naturaleza?

    En la publicación resultante se analizan tres experiencias de acción social sobre los recursos naturales en esos tres países.
    El libro está disponible online en castellano y euskara, o puede consultarse en papel en su sede.
    En la RDC, Alboan analiza el caso de Katanga y el fenómeno de la minería artesanal.
    Allí se afirma que “el fenómeno de la minería artesanal en Katanga, al sur de la RD Congo (en adelante, RD Congo), permite evidenciar el impacto que el crecimiento económico internacional que se ha producido en las últimas tres décadas está teniendo sobre países y regiones tradicionalmente mineras, como Katanga. El incremento en la demanda de minerales como el cobre, el cobalto y el uranio y el alza de sus precios en los mercados internacionales, contribuye a explicar la explosión del fenómeno de la minería artesanal en los últimos diez años en Katanga. Esto se está produciendo en un contexto nacional caracterizado por la debilidad de la institucionalidad democrática y del tejido social, y en un inestable entorno económico-financiero internacional sometido a una fuerte crisis desde 2008.
    En este contexto complejo, cambiante y lleno de incertidumbres, mira la acción social de la heterogénea población de mineros artesanales que se encuentran en la región de Katanga. Así pues, se analiza el tipo de demandas y luchas de este colectivo a la hora de reclamar sus derechos y de realizar propuestas en relación con el acceso y control de los recursos mineros”.
    Según estimaciones del equipo de investigación en base a testimonios recogidos en el terreno en enero de 2011, unas 300.000 personas están directamente involucradas en la minería artesanal, de la cual depende entre 1,2 y 2,1 millones de personas. Asimismo, unas 20.000 personas trabajan e la minería industrial de la que depende entre 80.000 y 140.000 personas.
    De acuerdo con los testimonios recogidos en terreno, la minería artesanal necesita una relativa organización del trabajo para poder garantizar un mínimo de eficiencia y de seguridad. Los mineros trabajan en grupos de entre 3 a 8 personas (siempre hombres) que trabajan juntas y comparten unas penosas condiciones de trabajo. Existen al menos tres categorías de trabajo especializadas en la extracción del mineral: los “atacadores”, los “defensores” y los “transportadores”, encargados de avanzar en la labor de extracción, apuntalamiento de los túneles y acarreamiento del mineral. La mayoría de las veces, el grupo es guiado por un minero veterano, con al menos 5 años de experiencia en el campo y algunas nociones de seguridad (por ejemplo, supervisa si el “kakolo” o túnel tiene el diámetro mínimo requerido). Cada vez que se encuentra un buen depósito (filón), es posible que el grupo necesite los servicios de un grupo adicional de personas, llamados los “mercenarios”, que están dispuestos a trabajar incluso de noche por un salario más humilde. A veces, la producción se divide: una mitad para el equipo inicial (los descubridores) y la otra para los mercenarios.
    Existen otras funciones especializadas, como la de las “lavadoras de mineral”, en su gran mayoría realizada por mujeres, quienes desarrollan su trabajo en unas condiciones de altísima precariedad y fuertes riesgos para su salud (por ejemplo, exposición a radioactividad) y seguridad (por ejemplo, exposición a violencia sexual). Las mujeres no trabajan dentro de las minas: existe una creencia o superstición, que es generalizada, por la que el ingreso de una mujer en una mina implica agotamiento de los depósitos y ocurrencia de accidentes.
    Por otra parte, el trabajo infantil es una constante en la minería artesanal. La población infantil (tanto niños como niñas) desempeñan su trabajo en una gran variedad de funciones: como lavadores (junto con las mujeres) y transportadores, pero también en labores de prospección y extracción.
    La acción social de los mineros artesanales en la provincia de Katanga se caracteriza por su debilidad organizativa, en un contexto de lucha por la supervivencia y un ambiente muy hostil. Los mineros artesanales están relativamente organizados para el precario ciclo de producción en el que trabajan, pero en general su acción es débil y desorganizada a la hora de definir los accesos a los campamentos mineros y de conseguir precios justos para su trabajo y su producción.
    Los mineros artesanales son conscientes de que son explotados por una larga cadena de intermediarios, pero no están organizados a nivel colectivo para luchar contra esta situación.
    Las organizaciones de la sociedad civil siguen en el proceso de estudiar y reflexionar sobre el difícil tema del papel que desempeña la minería industrial y artesanal en el desarrollo de la provincia de Katanga. Estas organizaciones apenas están presentes ni en los campamentos ni en las aldeas mineras. Algunas voces del entorno de la Iglesia Católica comienzan a escucharse, y también se han producido denuncias por parte de ONGD internacionales (que han tenido repercusiones inesperadas).
    El Estado es muy débil y tiene pocas posibilidades de regularizar este sector de la economía y concebir un plan razonable y realista que reduzca los muchos abusos y problemas sociales generados por la minería artesanal. Las autoridades locales, como el gobierno provincial, las unidades territoriales descentralizadas y las autoridades tradicionales sufren los peores impactos de la minería artesanal pero siguen siendo demasiado débiles (y quizás reticentes) a proponer soluciones pragmáticas.
    Están en juego la paz social y el derecho al trabajo, como lo está también el futuro de un territorio, la gestión de sus recursos naturales y el bienestar de sus habitantes.


    Tipo:Libro científico
    Tema:Medioambiente, Causas, Alternativas futuras, Género, Situación humanitaria, Relaciones internacionales
    Autor: Alboan
    Idioma:Castellano, Euskara
    Editorial:Alboan
    Fecha de publicación:21.05.2012
    Año de publicación: 2012
    Disponible: Gratuito
    Enlace web: http://centroderecursos.alboan.org/es/registros/6973-tiene-dueno-la-naturaleza
    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de CongoRDvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     IRIN News - RDC

     • Trading conflict for coffee in DRC

     • Is more force in the DRC more of the same?

     • Conflict cuts off civilians in DRC's Katanga

     Guin Guin Bali

     • 8 millones de muertos en el Congo en menos de 20 años

     • El naufragio y la ofensa: “Malí ha de ser devuelto a los malienses”

     • Guinea Ecuatorial, mentiras y pucherazo

     All Africa

     • Africa: Mastectomy Disclosure by Angelina Jolie May Help Reduce Stigma in Africa

     • Nigeria: Whoever, Wherever You Are, We'll Get You - Jonathan

     • Uganda: Country Grapples With Paediatric Vaccine Shortages

     The Guardian - Jason Stearns

     • The verdict of Congo's voters must not be sacrificed for 'stability' | Jason Stearns

     • Shocking pink

     • Elections in DRC are an imperfect but necessary step towards order | Jason Stearns