ACNUR Euskal Batzordea
Género y Paz VisiblesDarfur VisibleCongo R.D. Visible
  • Actualidad
  • Artículo
  • Actualidad - Situación en la RDC

    Silencio en los medios ante el conflicto del Congo

    David Muñoz-Quirós Ovejero, voluntario ACNUR Euskal Batzordea / Bilbao / 09.05.2017

    Aspectos fundamentes para entender la falta de cobertura mediática de los medios de comunicación en el conflicto de República Democrática del Congo.

    Desde hace algunos años se intenta analizar el motivo por el cual, siendo que estamos en plena era de la información y la comunicación, la guerra de la República Democrática del Congo (RDC), que en principio debería ser de interés mundial por sus atrocidades, aparece silenciada desde los medios y las diferentes instituciones internacionales y estatales.

    Desde La Primera Guerra del Congo hasta las actuales milicias, el país ha sido víctima reiterada de la violación de los derechos humanos de sus habitantes, y aun así ha sido ocultado.

    A través de este trabajo, se intentará analizar las razones de este silencio acaecido entre 1998 y 2014 desde diferentes perspectivas.  


    Los intereses externos

    Hay una alta relación entre el beneficio obtenido de las explotaciones de minerales y la guerra del Congo. Existe una competición a nivel internacional por apoderarse de valiosos y escasos minerales (Montague, 2002, p. 104) como el tantalio, derivado del coltán. La RDC con su abundancia en este mineral es víctima de una necesidad mundial en aumento, que transforma este preciado mineral en teléfonos móviles, ordenadores, tabletas, condensadores o turbinas para aviones; en definitiva, sectores punteros que se están tecnificando de manera cada vez más compleja y rápida como la microelectrónica, las telecomunicaciones y la industria aeroespacial. Pero la industria que podría estar precisando más coltán que la electrónica de consumo en los últimos años, es la industria militar, para la construcción de drones, bombas inteligentes, anti-tanques y robots autónomos. La mayoría de los países ricos no posee coltán en su territorio, por lo que depende completamente de las importaciones. Las consecuencias de un aumento de la demanda del coltán, afecta de forma desastrosa a la RDC, como ya ocurrió en el año 2000, que debido a una escasez del preciado mineral, el precio subió (de 49$ a 275$ por libra) en cuestión de horas, intensificando de forma drástica la violencia al este del Congo (Giuntan, 2013).

    Aunque al hablar de los motivos del conflicto Congoleño se hace referencia a tensiones étnicas, tribalismos o caos iniciado tras la posguerra fría, su mantenimiento y ocultación han sido un ejercicio deliberado y promovido por diferentes actores (Montague, 2002, p. 104), que al necesitar un mayor desarrollo militar, aeroespacial y electrónico, les interesa mantener una ventaja estratégica sobre estos recursos, lo cual consiguen en parte a través del mantenimiento de la guerra y su influencia sobre los medios de comunicación (Lucas, 2008).

    La guerra genera unas circunstancias muy propicias para que grandes potencias se beneficien de la explotación de recursos, pero el precio humano a pagar es inconmensurable, y es aquí donde se hace necesario ocultar la realidad. Si los medios relacionaran directamente a grandes potencias, con las atrocidades llevadas a cabo por las milicias financiadas por Ruanda (aliada estratégica de EEUU) en pos de expoliar unos minerales que mayoritariamente terminarán beneficiando a grandes empresas internacionales, ejércitos invasores y fuerzas rebeldes, la opinión pública mundial ejercería gran presión sobre los gobiernos y las instituciones para que esta actividad cesara de inmediato. Pero mientras esté silenciado, la opinión pública no reaccionará y la guerra seguirá siendo una ventaja estratégica (Friends of the Congo, 2011).

    Una de las investigaciones de la ONU, llevada a cabo por Safiatou Ba-N´Daw, a petición de Kabila, mostró que países y empresas americanas, se beneficiaron de la extracción ilegal de minerales durante la Segunda Guerra del Congo (2ªGC). Además, el FMI concedió crédito a Ruanda y le canceló deuda; y Gran Bretaña, le prestó grandes cantidades de dinero antes y durante la 2ªGC (Lucas, 2008). Como se puede observar, las relaciones de grandes potencias con Ruanda, con la finalidad de mantener un control geopolítico y geoestratégico en el corazón de África es otro motivo de ocultación, debido a las atrocidades llevadas a cabo por su presidente Kagame, que a pesar de haber sido demostrada su relación con el conflicto al este del Congo por expertos de Naciones Unidas (UN News Centre, 2004) y haber sido acusado de cometer crímenes de guerra (Friends of the Congo, 2011), la situación persiste sin cambios aparentes.

    Otro factor a tener en cuenta dentro los intereses externos, es el recorrido que experimenta el mineral. Desde la misma mina hasta el último ensamblaje sobre el producto final, existe una red de actores innumerables que se benefician de este tránsito (Amnistía Internacional, 2016). Desde las milicias y ejércitos invasores hasta el propio ejército Congolés, pasando por los mineros, las casas de compras, los transportistas locales, marítimos e internacionales, los comerciantes, los artesanos, las fundiciones, las refinadoras, las fábricas de componentes, las empresas de venta del producto final y los consumidores finales. Esta red de ganancias que va dejando el mineral, fomentada por una economía globalizada (Forestier, 2007), hace que un gran número de personas, empresas e instituciones estén implicadas, y que por lo tanto no les beneficie pronunciarse, iniciar medidas de regulación o denunciar a los medios de comunicación la situación de injusticia sufrida por la RDC (Hayes & Burge, 2003, pp. 35-36).

    Las respuestas internacionales

    Diferentes instituciones internacionales han intervenido en el conflicto con diferentes propuestas, que a priori se han podido observar como poco efectivas. El motivo por el que parecen no ser efectivas es que siguen recetas del modelo de Estado liberal que no consiguen llegar a la raíz del problema (Royo, 2016).

    Entre estas propuestas podríamos destacar los 5 pasos enumeradas por la OCDE (OECD, 2013), destinado a las empresas que venden el producto final que contiene los minerales en cuestión. Pero si analizamos estas propuestas, nos daremos cuenta de que no son obligaciones legislativas, ni vinculantes y que tan sólo promueven códigos de conducta, que al final son fáciles de esquivar. Estas recetas, al no atacar el problema de raíz, desvían la atención de los medios y no hacen más que confundir a la opinión pública sobre los verdaderos culpables. Fomentando así el silencio y manteniendo el statu quo de las grandes potencias (Friends of the Congo, 2011).

    Por otro lado, la respuesta humanitaria de las instituciones internaciones aparece con una falta grave de intensidad. Tanto el auxilio humanitario, como la presencia de cascos azules o la nueva cobertura, han llegado en un número y cantidades inferiores a lo esperado en unas circunstancias de tal envergadura. Ya que, si comparamos la situación del Congo con algún otro desastre humanitario de África, se observará como la atención concedida fue desproporcionadamente mayor. Y esta es una consecuencia directa de la falta de cobertura mediática, ya que, a mayor cobertura mediática, mayor presión social, que se transforma en mayor número de cascos azules, que a su vez generan más protección civil y más zonas de seguridad para que los equipos de ayuda humanitaria y los mismos medios de comunicación puedan trabajar y cumplir el objetivo principal, el de salvar vidas (Brennan & Husarska, 2006). Pero como venimos viendo, no interesa que los medios estén en terreno, por lo que esta falta de respuesta humanitaria por parte de las instituciones internacionales estaría fomentando indirectamente el encubrimiento del conflicto.


    Los medios y sus objetivos

    Los medios de comunicación, como parte del modelo neoliberal que son, buscan maximizar sus beneficios, por lo que en términos generales atienden a dos factores fundamentales: los intereses de sus financiadores y la satisfacción de la opinión pública.

    La concentración de la propiedad en los medios genera una diversidad de la información más pobre que la que podrían aportar varias fuentes. Esta concentración, al aunar intereses comerciales e industriales, tendería a no arrojar información desfavorable sobre sus financiadores. En palabras de MacBride (1993, p. 118) “incluso si los anunciantes no tratan efectivamente de influir sobre la política editorial, a menudo se observa que el temor a perder un gran cliente conduce a directores y periodistas a evitar el tema por completo o a moderar su crítica considerablemente.” A los medios no les interesa perder clientes por ciertas publicaciones, por lo que deciden autocensurarse y de esta manera mantener las tasas de beneficio. El problema viene cuando este financiador está conectado a casi todos los medios consumidos, ya que entonces, se crea un monopolio que haría autocensurarse a la mayoría de los medios relacionados, silenciando así ciertas noticias, tal y como ha ocurrido con esta guerra, en la que ciertos actores fundamentales están vinculados a círculos de poder con influencia sobre las tasas de beneficio de los medios más seguidos.

    Para que un medio sea consumido, debe tener muy claro a qué tipo de población va dirigido y que le interesa a esta población. Según los estudios llevados a cabo por “The international rescue committee” en relación a guerras y conflictos, llegaron a la conclusión de que interesan más los conflictos de corta duración con muertes violentas, que los conflictos de larga duración sin muertes violentas. Desde esta perspectiva, la guerra de la RDC se consideraría de larga duración y sin muerte violenta, ya que el 98% de la población muere por cuestiones de enfermedades tratables como la fiebre, la diarrea, la malnutrición o los problemas respiratorios entre otros, de los cuales, medio millón son menores de 5 años, y el 2% muere por el conflicto. Por lo tanto, se trata de muertes no heroicas, ni violentas, que se presentan como apolíticas y por lo tanto no son televisables (Brennan & Husarska, 2006). Esto genera poco interés en la opinión pública, por lo que no sería visto como un producto que puede estar de forma continuada en los medios; anteponiéndose así unos intereses sobre otros.

    Por último mencionar la amnesia de los medios, otro fenómeno producido por la misma ocultación generada de las grandes potencias, lo cual se ha podido vislumbrar en el encubrimiento de los crímenes de Ruanda, que más tarde afectarían a la misma RDC (Lucas, 2008).


    Las deficiencias internas de la RDC

    Desde Leopoldo II, se ha gestado una constante ruptura del tejido social en la RDC, la constante gobernanza exterior y la falta de autonomía interior han creado unas instituciones muy débiles y por lo tanto fácilmente manipulables. Se trata de un estado policial sin gobierno estable, sin libertad de prensa, con milicias, asesinatos, masacres, limpiezas étnicas, violaciones, torturas, captación de niños, desplazamientos, hambres y enfermedades entre otros factores. La desesperanza, la frustración y la desmoralización están demasiado presentes en una población que no tiene permitido quejarse y que hasta su gobierno le traiciona (Royo, 2016). Estas deficiencias internas, generan un estado del silencio, incapaz de alzar la voz y hacerse escuchar por el mundo.

     Algunos organismos locales son financiados por organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, que a su vez son financiadas por gobiernos de países con intereses en los territorios en los que trabajan, con la finalidad de dirigir sus denuncias y de esa manera, promover noticias dirigidas que desviar la atención de la opinión pública (Lucas, 2008), haciéndoles pensar por ejemplo, que por encima de todo, se trata de un conflicto étnico.


    La falta de concienciación global

     La imposición del modelo liberal ha traído consigo unos cambios cognitivos y conductuales en las personas muy significativos. Hemos pasado de lo comunal a lo individual, de lo cooperativo a lo competitivo y de lo solidario a lo egoísta. Si ya de por sí, las personas son sujetos con preocupaciones y desarrollos locales, la globalización muy al contrario de crear personas con preocupaciones y desarrollos globales, han conseguido una sociedad “zombificada” a través de una cultura por desposesión. De esta manera, las preocupaciones de las personas han pasado a ser completamente egoístas, y la manipulación mediática ha distorsionado la ya débil visión global que cualquiera pueda llegar a tener. Convirtiendo así a las personas en una opinión pública débil, fácilmente influenciable y con poco criterio para profundizar en las raíces de los problemas mundiales. Esto, que desde las cúpulas de poder puede llegar hasta a ser visto como un éxito, es un gran problema a la hora de intentar alzar la voz sobre atrocidades humanitarias como la de la RDC.

     

    Conclusiones

     Como se puede observar, son muchos los factores intervinientes en el silencio y ocultación de esta guerra. Los intereses económicos surgidos de los recursos naturales del país y la influencia de las grandes potencias sobre los medios y las instituciones internacionales parecen vertebrar la mayoría de las causas, pero también se debe de resaltar la falta de activismo social de la opinión pública y la incapacidad de respuesta de una República Democrática del Congo desgarrada por dentro.

     


    Bibliografía

     Amnistía Internacional (2016) ““This is what we die for: human rights abuses in the democratic republic of the congo power the global trade in cobalt”. Disponible en: https://www.amnesty.org/es/documents/afr62/3183/2016/en/

     Brennan, R. & Husarska, A (2006) “Inside Congo, An Unspeakable Toll”. Whashington post, 16 de Julio. Disponible en: http://www.washingtonpost.com/wpdyn/content/article/2006/07/14/AR2006071401389.html (consultado 06-02-2017)

     Forestier, P (2007). “Sangre en nuestros móviles”. Documentales. Disponible en: http://www.documentales.es/documental/8231-sangre-en-nuestros-moviles/

     Friends of the Congo (2011). “Crisis en el Congo: Descubriendo la Verdad”. Youtube, 21 de Julio. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=ZllFoWVhvgk

     Giunta, C. (2013) “La guerra por control remoto y la demanda de minerales estratégicos del Congo”. Rebelión, 12 de diciembre. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=178089 (consultado 05-02-2017)

     Hayes,K & Burge,R.(2003) Coltan Mining in the Democratic Republic of Congo: How tantalum-using industries can commit to the reconstruction of the DRC. Fauna & Flora International,Cambridge,UK. Disponible en: http://www.relec.es/RECICLADO_ELECTRONICO/Minerales/coltanreporten.pdf

     Lucas, J. (2008) “La guerra silenciada del Congo”. Rebelión, 27 de agosto. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=71853 (consultado 05-02-2017)

     MacBride, S (1993) “Un solo mundo, voces múltiples”. Unesco. Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0004/000400/040066sb.pdf

     Montague, D (2002). Stolen Goods: Coltan and Conflict in the Democratic Republic of Congo

     OECD (2013), OECD Due Diligence Guidance for Responsible Supply Chains of Minerals from Conflict-Affected and High-Risk Areas: Second Edition, OECD Publishing. http://dx.doi.org/10.1787/9789264185050-en

     Royo, JM. (2016) “Los orígenes del conflicto en República Democrática del Congo”. Rebelión, 14 de noviembre. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219148&titular=los-or%EDgenes-del-conflicto-en-rep%FAblica-democr%E1tica-del-congo (consultado 06-02-2017)

     UN News Centre (2004). “UN experts find broad Rwandan involvement in eastern DR of Congo conflict”. UN, 21 de Julio. Disponible en:

    http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=11427&Cr=democratic&C%20r1=congo#.WIVXoYWcE2w

    Situación en la RDC

    Silencio en los medios ante el conflicto del Congo

    09.05.2017

    Aspectos fundamentes para entender la falta de cobertura mediática de los medios de comunicación en el conflicto de República Democrática del Congo.

    Situación en la RDC

    La ineficiente regulación de minerales de sangre.

    09.05.2017

    Regulaciones internacionales sobre trazabilidad de minerales: críticas y efectos en República Democrática del Congo

    Newsletter

    Para estar al día de las novedades de CongoRDvisible.org

    Suscripción »

    Newsletter
    Agenda
    Info Online

     IRIN News - RDC

     • Trading conflict for coffee in DRC

     • Is more force in the DRC more of the same?

     • Conflict cuts off civilians in DRC's Katanga

     Guin Guin Bali

     • 8 millones de muertos en el Congo en menos de 20 años

     • El naufragio y la ofensa: “Malí ha de ser devuelto a los malienses”

     • Guinea Ecuatorial, mentiras y pucherazo

     All Africa

     • Africa: Mastectomy Disclosure by Angelina Jolie May Help Reduce Stigma in Africa

     • Nigeria: Whoever, Wherever You Are, We'll Get You - Jonathan

     • Uganda: Country Grapples With Paediatric Vaccine Shortages

     The Guardian - Jason Stearns

     • The verdict of Congo's voters must not be sacrificed for 'stability' | Jason Stearns

     • Shocking pink

     • Elections in DRC are an imperfect but necessary step towards order | Jason Stearns